El monopolio de YouTube y Netflix en México

En el vasto escenario del consumo de contenido audiovisual en México, dos gigantes sobresalen con majestuosidad: YouTube y Netflix. La Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales (ENCCA), realizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), revela una danza de preferencias en la que YouTube, la plataforma emblemática de Google, lidera con un impresionante 75% de participación. En el caso de Netflix ostenta el segundo lugar con un respetable 40%, mientras que Facebook se acomoda en el tercer puesto con un 28% de la cuota.

TikTok: competidor feroz

Dentro de esta competencia feroz, emerge el fenómeno de TikTok, cuyo ascenso es más que notable. Según la ENCCA, la plataforma china ha logrado superar a pesos pesados como Disney+ y HBO Max, consolidando un sólido 27% del mercado. Este crecimiento es significativo, especialmente cuando observamos que en los últimos dos años, Netflix ha visto disminuir su participación en el mercado mexicano en un considerable 40%.

Cambios en el entretenimiento digital

El cambio de paradigma en los hábitos de consumo de los mexicanos es innegable. Aunque la televisión abierta sigue siendo un bastión, la ENCCA destaca que el 54% de la población accede a contenidos audiovisuales a través de plataformas en internet, y de ellos, el 51% lo hace mediante servicios de pago.

Óscar Díaz, titular de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales del IFT, nos ofrece una visión perspicaz: "El crecimiento del consumo audiovisual por internet no reemplaza de manera directa a la televisión abierta. No es un sustituto per se". Esta afirmación resalta la coexistencia de ambos medios, cada uno ocupando un espacio único en el panorama del entretenimiento mexicano.

¿Demasiadas opciones?

En el universo del streaming, los servicios enfrentan la parálisis de elección. Con una profusión de opciones, cada una con beneficios similares, los consumidores enfrentan la difícil tarea de elegir y mantenerse leales a una plataforma. Esta problemática es evidente en el aumento del 7.1% en el gasto mensual destinado a las plataformas de video bajo demanda en el último año.

A pesar del incremento en el valor de los contratos, la cantidad media de suscripciones por usuario ha experimentado una ligera disminución, pasando de 1.8 a 1.7 en los últimos seis meses. Este fenómeno, según un informe de The Competitive Intelligence Unit, ha desencadenado una competencia intensificada en precios entre las aplicaciones de streaming.

La Televisión abierta: Resistiendo las tormentas digitales

A pesar del auge digital, la televisión abierta persiste como un faro de relevancia. Programas icónicos y eventos en vivo mantienen cautiva a una audiencia fiel. La capacidad de llegar a todos los rincones del país la posiciona como una fuerza indomable, desafiando la marea del cambio.

En este mar de opciones, el consumidor mexicano se erige como un navegante exigente. Sus preferencias evolucionan constantemente, desafiando a las plataformas a innovar y adaptarse. La personalización del contenido y la conexión emocional son las brújulas que guían su elección en este vasto océano digital.